inici » Noticies » Materials per la història de l'Ateneu // 5

notícies mes recents

21 de setembre de 2018
20 de setembre de 2018
3 de setembre de 2018
27 de juliol de 2018

Materials per la història de l'Ateneu // 5

Per tal de complementar la informació sobre el que va suposar la celebració de la primera edició del festival de les 30 hores a l’Ateneu Popular 9 Barris, els dies 4 i 5 de juny de 1977, publiquem una valoració escrita de l’esdeveniment que hem trobat al nostre arxiu. El document és una mostra de l’ambient existent a Nou Barris al 1977, així com de la magnitud que van tenir les 30 hores en un territori que experimentava per primera vegada una celebració d'aquestes característiques. Si bé, en principi, les 30 hores van sorgir de la proposta de realitzar una «Setmana de la Joventut» al barri, també va resultar molt inspirador el festival que es va a realitzar al mercat del Born per reivindicar-lo com ateneu popular el 16 de gener de 1977. Aquesta influència entre els espais que a Barcelona es reivindicaven aleshores per part dels moviments populars, com era el Mercat del Born, la Estació del Nord, la Pegaso, la Casa Golferichs o els terrenys de la Espanya Industrial, va ser decisiva per donar-li a les 30 hores una projecció a nivell barceloní.

Destaca, entre altres coses, el rol exercit per la comissió de propaganda i els grups de teatre de carrer que van actuar pel barri i la ciutat donant a conèixer el festival i l'Ateneu. També destaca la proximitat de les primeres eleccions generals després de la dictadura, que es van celebrar  el 15 de juny. Això es va traduir en una massiva presència d'organitzacions polítiques, tot i que no era la idea compartida per les persones que organitzaven el festival. La força de l'acte va ser la participació i organització de nombroses persones que el van fer possible i van deixar clar que l’Ateneu era un terreny fèrtil en el qual podia florir tota una nova forma d'entendre la cultura popular.

 

 

30 Horas del año 1977

 

Participaron activamente: Grupo de Arquitectos (Trio Maravillas), Grupo de Teatro A.D.T., Cooperativa COVEPROS, Asociación de Vecinos «Nou Barris», Centro Social Roquetas, Peña Enrique Morente, Asamblea del Ateneo y miembros del Grupo Infantil «Rodamons».

 Colaboraron: Bomberos de Barcelona, Cruz Roja, Ideal d’en Clavé, Asociación de Minusválidos, Vocalía de Mujeres, Coordinadora de Espectáculos en los Barrios, Grupo Movimiento GAY.

 La firma de los carteles fue a nombre de las AA.VV. «Nou Barris» debido a su prestigio y de que aún todavía no estaba muy aclarado el funcionamiento del Ateneo. El firmar la Asociación suponía una mayor facilidad a la hora de conseguir permisos y subvenciones. Hubieron un par de proyectos que no se llegaron a realizar:

 - Un TOBOGÁN desde las ruinas de Torré Baró al Ateneo, que no llegó a realizar primero por la difícil consecución del material y segundo que el propósito de este era hacer algo nuevo, resultando que antes ya se había llevado a cabo otro tobogán.

 - La ILUMINACIÓN del castillo a última hora no fue posible debido a que uno de los que tenían que hacerlo se rompió el pie subiendo por la montaña.

 

PROPAGANDA

 Se decidió que el bidón de alquitrán, abundante en aquellas épocas en la planta, fuese el símbolo del Ateneo, por el simbolismo que tenía con todo el proceso de lucha. No sólo la propaganda llevaría pintado el bidón, si no que los allí existentes salieron a la calle para hacer de soporte de propaganda.

 Se decidió que el color que se utilizara para pintar los bidones no se pudiera asociar con ninguna ideología (Elecciones 77) decidiéndose el verde como el elegido. Se vio la necesidad que al ser un acto a nivel de Barcelona se indicara la situación de este. Se fabricaron a nivel de unos cincuenta indicativos en forma de flecha que fueron colocados por todo el barrio.

 La propaganda fueron carteles tipo imprenta “Guterberg” (sic) del tamaño grande y pequeño colocados por todo el barrio, centro de Barcelona y metro. Además se habilitaron dentro del barrio unos porta carteles (50), de una marca de bebidas muy conocida.

 Se cuidó la propaganda a nivel de prensa, tanto a nivel de acto como de lucha, si bien a las ruedas de prensa no acudieron muchas veces los periódicos invitados. El plato fuerte, la forma original y nueva de organizar una campaña nueva de propaganda, fue discutida largamente, hasta que se llegó a la idea de la “Propaganda Directa” por medio de “Esquetchs” (sic) teatrales. De estos Esquetchs se hicieron cargo el grupo de A.D.T. (Teatro), y algunos miembros del Ateneo.

 Los Esquetchs consistían en escenificaciones cortas al aire libre para llamar la atención, que después una vez acabada la representación se repartían prospectos del Ateneu, que por cierto se llevaban en una gran maleta de madera, de la cual se extraía la propaganda.

 - En el parque de la Guineueta se escenificó, la llegada de un intruso karateca oriental que venía a enseñar las nuevas técnicas orientales del Ateneo, a lo que se oponía el sagrado vigilante del Ateneo, a lo cual después de una violenta discusión y posterior pelea, se daban gritos al Ateneo.

 - En Roquetas, Trinidad Viaje y Ciudad Meridiana, se escenificó el de un intruso que iba encadenado y custodiado por un verdugo de enorme hacha y dos vigilantes, que lo flagelaban constantemente hasta que al llegar a una plaza leía el motivo de la pena del verdugo, y que trataba de que había profanado el sagrado recinto de la planta asfáltica, etc. Sobre este Esquetchs hubieron criticas por una parte de vecinos que pensaron que era una satirización de la Semana Santa debido a que no veían el final si no sólo el desfile.

 - En las Ramblas se instaló un cohete con música espacial, mientras la gente se sentaba en torno a él. Del cohete salieron unas simpáticas marcianitas que repartieron propaganda. A continuación se montó un safari africano con negros y porteadores que a ritmo de samba recorrió todas las Ramblas. Como anécdota recordar que nos tuvimos que marchar por acabar a última hora en una manifestación.

Durante las 30 HORAS, que en realidad fueron 32, pasaron alrededor de unas 50.000 personas. Dieron comienzo con un pasacalles de bandas de música, “La Genoveba” que es un coche antiguo de bomberos, varios más modernos, comparsas y dos camiones uno de ellos adornado con el bidón.

Debido a la demostración del coche de bombero que lanzó espuma se vio en parte imposibilitada la Ballada de Sardanes. Discurrió todo el acto sin incidencias y con toda normalidad, en cuanto al programa. Da idea de la potencia de la sonorización el hecho de que las canciones de Ramons Muns fuesen escuchadas desde la iglesia de San Sebastián. Se prohibieron las banderas, pero a mitad de la noche no se pudo evitar el ondear estas. Se instalaron tenderetes políticos, aún cuando la mayoría era contraria en su opinión, pero este era un hecho el de las elecciones muy importante por sí. El grupo de Minusválidos que actuó, no querían interpretar debido a que según explicaron ellos hacían teatro clásico con telón, y el ver que la gente (estaba) moviéndose les ponía nerviosos. Sin embargo, accedieron y nada más subir al escenario tuvieron al público en un puño.

El funcionamiento del bar fue modélico, por cuanto supone el trabajo de abastecer a 50.000 personas, se tuvo bocadillos de todas clases, bebidas y tabaco.

El servicio de orden no existió como tal y se limitó a que cada cual siguiera desempeñando la misión que tenía asignada. En el tejado del Ateneo se pintó el nombre de Ateneo Popular 9 Barrios, que es fácilmente legible desde el cielo a bastante distancia debido a sus proporciones gigantescas.

 Como anécdota fue que el Partido del Trabajo de España organizó a la misma hora un partido de fútbol con fines electorales en el campo de las Roquetas, y que no pudieron comenzar por no cubrir ni los puestos del equipo a falta de personal y espectadores. Los conjuntos que actuaron muchos de ellos tocaron primeramente en un festival que había en el Parque de la Ciudadela para una coalición electoral cobrando, y una vez que acababan se venían al Ateneo y actuaban gratis.