Materials per a la història de l'Ateneu Popular 9 Barris

Us presentem el primer lliurament d'una sèrie de materials que volem compartir amb vosaltres. Es tracta d'una selecció dels documents que estem utilitzant per aprofundir en el coneixement dels nostres 40 anys d'història. Uns textos que ens ajuden a comprendre les dinàmiques socials, polítiques i culturals que han contribuït al sorgiment i evolució de l'Ateneu Popular 9 Barris. Cada lliurament anirà precedit per una petita introducció que permeti situar el document en el context de la història recent de Barcelona. Esperem que sigui del vostre interès, perquè creiem que val la pena conèixer a fons el que estem celebrant en aquest 40º aniversari. Salut i història popular!

Els veïns actuen

Al febrer de 1977 es publicava el primer número de la revista “9 Barris”, la mateixa que amb el temps acabaria donant nom al nostre districte. La seva portada mostrava una foto presa el 9 de gener de 1977, durant l'ocupació i sabotatge de la Planta Asfàltica, en la qual es pot veure a un grup de veïns que arrosseguen pel sòl una pesada peça de maquinària. Al peu de la foto, tres paraules senzilles i contundents per descriure l'acció: “Los vecinos actúan”. 

Feia molt poc que l'alcaldia de Barcelona havia passat a les mans de Josep María Socías Humbert, últim alcalde de la dictadura franquista, que va governar fins a la convocatòria de les primeres eleccions municipals de 1979. Socías va ser nomenat amb el propòsit de pacificar la ciutat, utilitzant el diàleg i tractant de connectar amb la gent, enfront la pressió d'un potent moviment veïnal que ja havia aconseguit forçar la dimissió dels dos alcaldes previs.

L'acció directa, massiva i entusiasta que va destruir la Planta Asfàltica, no només va aplanar el camí per a la creació del Ateneu Popular. També va mostrar als governants de llavors fins a quin punt els veïns d'aquests barris oblidats i lluitadors, estàvem ferms i organitzats en el nostre propòsit de no consentir més abusos. Al febrer de 1977, la gent de 9 Barris, al igual que els treballadors de Roca, en vaga des de feia tres mesos i com tantes altres persones cabrejades, dignes i rebels, volíem viure d'una altra manera, érem capaces de demostrar-ho i, després de la destrucció de la fàbrica, sabíem que quedava molt per construir i un llarg camí per endavant. A continuació us deixem una transcripció de l'article original.

 

Planta Asfáltica. Socías se quita la careta

El desmontaje supuso echar a la tierra dos enormes chimeneas, desarticular toda la instalación eléctrica, así mismo se inutilizaron varios motores y cintas de transporte.

El desmontaje fue hecho por unos vecinos no técnicos que expulsaban una planta asfáltica que ponía en peligro su salud. Había unos que lo hacían más técnicamente mejor y otros que utilizaban métodos más rudimentarios. Pero algo fue una constante, no dominó una postura de destruir por destruir. Al final una gran barricada amontonó en la puerta el material desmantelado. Se había desmontado por la vía rápida, una vez más nos habían obligado a los vecinos a tomarnos la justicia por nuestra mano.

El Ayuntamiento recibió al día siguiente a una Comisión de vecinos de Trinidad Nueva, Verdun, Roquetas y Prosperitat, es decir, los barrios más afectados. Los delegados Pujadas y Figueruelo empezaron echando en cara a los vecinos que el desmontaje popular había supuesto unas perdidas de 5.000.000 de pesetas y que con la violencia no se iba a ningún lado.

Los vecinos dijeron que violencia era la instalación de la Planta a 50 metros de viviendas y que si la hubieran quitado como Codina se había comprometido nada hubiera ocurrido. Otro añadió “que la salud de los vecinos también tiene un precio, aunque a veces el Ayuntamiento lo olvida”. Nadie aceptó la gratuita acusación.

A continuación los delegados cambian de táctica y ante la firmeza de la comisión se comprometieron a que antes de final de mes la Planta Asfáltica estaría quitada. La que antes parecía imposible, ahora era fácil.

El domingo 16 de enero Pujadas vino a nuestra Asamblea y ratificó que se terminaría de desmontar la Planta y recogió la reivindicación de que en el solar se instale un Ateneo, y zona deportiva. Se comprometió a celebrar una reunión con Socias para concretar estos equipamientos.

Después hubo sangría, alegría y canciones pues celebramos el triunfo con un festival, en él se recogió dinero para los compañeros de Roca. Nuestra lucha nos había enseñado que la solidaridad es importante. Una vez más nuestra unión y nuestra combatividad habían sido factores determinantes.

 

Los vecinos ganan

El 29 de diciembre Socias recibió a una comisión de la Planta Asfáltica. Representaba a los barrios afectados y llevaban como misión plantear los equipamientos que se piden en el terreno de la Planta (Ateneo Popular, zona deportiva, zona verde, etc.)

El domingo anterior en la acostumbrada asamblea, el delegado Codina se había comprometido a quitar la Planta. “Si no fuera así, yo seré el primero en desmontarla con Uds.”, dijo.

Pero (en) la entrevista con Socias (el) alcalde dio a entender que la Planta había costado 50.000.000 de pesetas y quizás con unos amortiguadores se solucionase el problema de humos y ruidos.

Socias no quería entender que “9 Barrios” planteaba con toda claridad que no quería la Planta Asfáltica, que estábamos hartos de ver pisoteado ese derecho a la salud que tenemos. La entrevista concluyó, el alcalde no se comprometió a nada, dijo que tenía que consultar a los técnicos. La palabra del delegado Sr. Codina fue olvidada. Socias se había quitado la careta.

La comisión informó a la asamblea. Hubo una reacción: el cabreo fue general. Una vez más el Ayuntamiento no cumplía su palabra. Muchas intervenciones señalaban que el Ayuntamiento no es un instrumento nuestro y que aunque ahora sea más dialogante no nos podemos fiar.

Entre las intervenciones surge la siguiente propuesta: “Hay que demostrar que estamos unidos, que estamos decididos a que la Planta y el solar sea para el barrio”. La propuesta fue acogida con entusiasmo y por unanimidad se decidió desmontar parte de la Planta Asfáltica. Sin embargo al ser tarde la operación se dejó para el próximo domingo.

Así llegamos al domingo siguiente y la asamblea comenzó reconsiderando la propuesta de desmontarla. Se ratificó y se puso manos a la obra. La operación fue ordenada. Un piquete de vecinos era el que desmontaría, mientras el resto quedaba en Asamblea en la puerta de entrada. Se cuidó mucho que los niños no se acercaran donde se estaba trabajando.”